domingo, 20 de enero de 2013

LOS ORÍGENES DEL PAPEL DE ESTRAZA.


Su uso no ha decaído con el paso del tiempo. Sin embargo, los métodos de fabricación y de utilización han ido evolucionado hasta convertir al papel de estraza en una herramienta cotidiana de nuestros días.

Momias egipcias como materia prima.

Momia Egipcia. Museo del Vaticano. 
Mucho antes de que las momias egipcias fuesen puestas a salvo en museos de todo el mundo sufrieron un destino fatal a manos de ladrones de tumbas, comerciantes que las empleaban para la fabricación de polvo de momia o como papel de estraza para envolver los alimentos.

Entre los años 1861 al 1865 Estados Unidos sufre un conflicto interno al que llamaron “Guerra de Secesión” o “Guerra Civil estadounidense” (American Civil War).

Un empresario de Nueva Inglaterra conocido por el nombre de Augusto Stanwood se vio afectado por un corte de suministros, entre ellos el lino, lo que impedía seguir fabricando papel. Con el fin de resolver esta necesidad y sacar adelante su negocio comenzó a importar momias provenientes del Antiguo Egipto pagando por ellas 6 céntimos el kilo. Tras despojarlas de sus vendas originales se deshacían de ellas revendiéndolas y empleándolas como materia prima para calentar los motores de las locomotoras de vapor de la época.

Una tonalidad aún vigente.

Al emplearse el lino empapado en resina con el que estaban envueltos los cuerpos, el papel de estraza adquiría un color marrón, dando origen a su singular tonalidad que hoy en día sigue vigente. Este tipo de papel fue vendido a pequeños comerciantes de ultramarinos, que lo empleaban para envolver la carne, el pescado o las frutas.

Un brote cólera de producido por la bacteria “Vibrio Cholerae”, posiblemente llegada a Europa desde la India, segó la vida de un gran número de personas a comienzos del siglo XIX. Algunos de los trabajadores de la empresa de Stanwood, que trabajan en las labores de recogida y corte de papel se vieron afectados por el brote infeccioso cayendo enfermos. Fue entonces cuando la producción se detuvo y muchos de ellos creyeron ser víctimas de la maldición de las momias.

Resulta absurdo pensar que tales leyendas sean ciertas, pero en una época en la que aún no se tenía un amplio conocimiento sobre las enfermedades infecciosas es comprensible que cundiera el pánico entre la población.

La fabricación del papel de estraza en el siglo XXI.

Las momias egipcias, ahora a salvo, descansan en museos cuyos ataúdes son de cristal y están acondicionados para evitar su deterioro. Incluso muchas de ellas aún siguen ocultas en sus tumbas bajo grandes capas de la árida arena del desierto esperando ser encontradas.

Hoy en día el papel de estraza se fabrica a partir del papel reciclado y una pasta química todo ello previamente cocido. Es muy útil y resistente por lo que suele ser empleado para envolver sacos o paquetes e incluso se emplea en diferentes ámbitos de la cocina para envolver los alimentos, y antaño para prender el fuego de las antiguas cocinas.

Desde sus orígenes hasta nuestros días el papel de estraza ha ido evolucionado al igual que sus funciones. Sin embargo conviene no olvidar los orígenes de su nacimiento.

BIBLIOGRAFÍA:

Esta obra ha sido escrito por Akasha Valentine http://www.akashavalentine.com © 2013.

Las fuentes de información y divulgación corresponden a las siguientes páginas citadas. La autora permite la libre divulgación de este texto siempre que esté citada la fuente y la autoría de la misma.

EL PAPIRO DE EDWIN SMITH.

Egipto, 1862. Un egiptólogo estadounidense llamado Edwin Smith adquiere a través de una transacción comercial con un mercader de la zona d...